Después de colocarse el piercing, es normal que la región quede adolorida, hinchada y enrojecida durante los primeros días. Y en ese período es importante mantener la zona del piercing siempre limpia y seca, ya que durante el primer mes hay mayor riesgo de que se infecte.

 

 

Los cuidados del piercing durante el primer mes son muy importantes para evitar que se infecte, estos son:

1.Lavarse la manos antes de tocar el piercing, si es posible con jabón antibacteriano;

            2.Limpiar la piel alrededor del piercing utilizando una gasa humedecida con suero fisiológico;

3.Finalizar secando la región alrededor del piercing usando una gasa limpia y seca.

Estos cuidados deben repetirse 2 a 3 veces al día.

IMPORTANTE: No retorcer la joya y no moverla, eso hará que las costras se rompan y el proceso de curación vuelva a empezar.

Para cualquier duda o consulta ponte en contacto en el 609 576 456 o envía un correo a tattoonieink@gmail.com y nos pondremos en contacto contigo.